Nuestro Invitado

Por  Yolanda García Serrano

Quería contaros personalmente quién es mi invitado de este mes:

Carlos Molinero.

Conocí a Carlos en 1996, cuando yo empecé a dar clases de guion en la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid. Sus propuestas tenían mucha fuerza y originalidad. Quizá por eso nos hicimos amigos, amistad que dura hasta hoy. Hemos trabajado juntos en muchos proyectos a lo largo de los años y siempre he disfrutado con su sapiencia. Molinero es una persona muy inteligente, de esa gente brillante que es al mismo tiempo tímida y jamás presume de nada. A todos los que lo conocemos nos encanta porque además es muy gracioso sin pretenderlo. Él es guionista, pero también escribe teatro, novela y lo que se tercie. Pensé en él inmediatamente para ser mi primer invitado porque me gusta mucho cómo escribe.
Ya leeréis su relato. Espero que disfrutéis con él.

Busqueda de vida

Por Anabel Lora Mingote

Buscas entre los escombros de un corazón desconchado. 

Buscas con la esperanza de encontrar una respuesta a un por qué. 

Ese mismo que se esconde y encoge para no ser encontrado. Por vergüenza, por miedo a verse contra las cuerdas de la realidad. Esa a la que no quiere enfrentarse por temor al fracaso. 

sigue leyendo

Te llamo poema

Por Ruth Iturriaga de Segall

Quizás logremos por un momento al encontrarnos
con nosotros mismos y de compartir el tiempo sereno
sonriendo con bonanza al contemplar el instante de vivir,
un momento dorado, un cuadro, mejor dicho una visión,
cuando los sueños vislumbran en la memoria.
Soñando en los brazos, dejando que el viento lleve la alegría,
como un ramo de esperanza de que un día el corazón no sienta dolor
cuando evoquemos el recuerdo del ayer.

sigue leyendo

Mi primera cita con Susan 0.1

Por Patricia Cardona Roca

Acudí a la cita con Susan vestido como ella me había indicado a través de un anuncio en Craiglist. Chaqueta negra, camisa negra, pantalones del mismo color y zapatos amarillos. Me los tuve que comprar, ecológicos con suela de madera. Muy incómodos. Ella se acercaría a mí y diría la primera palabra. Sus instrucciones eran claras: «Busco hombre valiente decidido a rendirse en una sesión fotográfica». La publicación me exaltó. Fui el primero en contestar.

sigue leyendo

Le llaman José

Por  Yolanda García Serrano

Le llaman Jose, aunque su verdadero nombre es José Luis, el mismo que llevó el cabrón de su abuelo paterno toda la vida, hasta que por suerte desapareció del mundo de los vivos. 

Ayer fue su cumpleaños y hoy piensa celebrarlo a lo grande. Sacará a Luisa a bailar, le dará dos o tres indicaciones sobre cómo mover los pies, la cadera, los brazos… luego le hará sentirse la mujer más feliz del mundo, y en cuanto termine la música le dirá que ha tenido mejores alumnas. La dejará con la barbilla temblando en medio de la pista y buscará a la siguiente para repetir la operación. Pero antes se girará, le guiñará un ojo y le dirá que cuando suene el último tema, volverá a buscarla.

sigue leyendo

Klinker

Por Nora Vargas

En una mañana lluviosa como tantas otras que corren en esta ciudad, Ámsterdam, desperté inquieta y salí a refrescar mis pensamientos. Sentí que extrañaban la lluvia porque mi cuerpo, con ella, sabe bien recordar mi bella niñez allá en los Andes del Perú. 

Caminé por el borde de los canales que recorren esta ciudad, bajo las copas de árboles traviesos. Hojas secas caían sobre mi cabeza deslizándose por mi cara como haciéndome entender que estábamos en otoño. 

sigue leyendo

Nuestro invitado

Por Ruth Iturriaga de Segall

Pablo Garrido Bravo es un chilenito que le ha permitido desarrollar su afectividad. Manifiesta su afecto, por eso me impacta su humildad. De lo que sé,  es que el al igual que otros compatriotas salió de Chile. Es cierto que su vida ha tenido historias traumáticas, que son de una intensidad profunda de dolor. Sin embargo su salida a Argentina creó en el un carácter de más creatividad. Tratando de buscar una respuesta a lo que busca sobre la justicia social  y económica actual en Chile. El, poeta, novelista y ensayista ha volcado su vida en Ámsterdam junto su mujer e hijos.  Humanista, donde su obra literaria domina el humor, color, pasión, musicalidad y ritmo. Tiene un pasado turbulento de pasiones políticas y mucho más que, tanto irse y venires de la vida chilena como holandesa.  Aquí en Ámsterdam ha realizado una gran campaña de solidaridad como escritor, solidario, cosechando una gran cantidad de esperanza a quien lo escuchan. El es convincente de sus palabras e ideales. Continúa haciendo trabajos de voluntariado en la Casa Migrante. Son los gajes del oficio de tener un amplio conocimiento de la biblioteca. Gracias.

Lee el poema del autor: La chispa

¿Hay alguién ahí?

Por  Yolanda García Serrano

No entiendo lo que está pasando. Tampoco recuerdo nada de los últimos minutos. Yo volvía a casa desde el trabajo. Venía caminando, de eso sí me acuerdo. No he llevado el coche esta mañana porque ayer escuché un ruido muy raro, como si hubiera una tuerca dando volteretas por dentro del salpicadero. Me acuerdo de haber parado en una esquina y escuchar atentamente. Estaba casi debajo del Viaducto, eso lo tengo claro porque pensé que a ver si por un ridículo ruidito iba a acabar aplastado por un saltador inconsciente.

sigue leyendo